Biografías

 

Dr. Manuel Fernández

Náter

Por Bibiana Hernández Suárez

 

 
El destacado doctor Manuel Fernández Náter nació en Vega Baja el 6 de mayo de 1873. Fueron sus padres don Manuel Fernández Juncos, insigne autor poeta y periodista asturiano criado en Puerto Rico, y doña María de los Dolores Náter Marrero.

Fue el mediano de tres hermanos, Amparo, Manuel y Ramón. El 16 de agosto de 1902 contrajo matrimonio con la dama Marcolina Martínez Gómez. Ambos fueron padres adoptivos de una niña, Marcolina Fernández Martínez, nacida en 1904.

Manuel obtuvo su grado de Bachiller en Artes en 1890 y su Doctorado en Medicina en el Hospital Medical College de Nueva York en 1895. Fue cirujano, especialista en niños, embarazadas y partos, trataba histerias y afecciones nerviosas y fue pionero en el campo de la electroterapia y la radiología en Puerto Rico al ser uno de los primeros médicos en traer al país una máquina de rayos X para diagnosticar fracturas. También fue autor de varios escritos literarios bajo el seudónimo Buscapié, entre ellos el galardonado trabajo “La receta del psicólogo”.

Tanto bajo la corona española como bajo el gobierno estadounidense, el doctor Fernández se desempeñó de manera intachable en todos los puestos que ocupó: Médico Titular de Comerío, Director de Sanidad y Beneficencia de la Capital, Director del Hospital de Bayamón, Médico Titular de San Juan, Médico Titular del Campamento Las Casas, Inspector General de Sanidad, Director de Higiene Escolar de San Juan, y Director del Almacén de la Cruz Roja.

También el doctor Fernández dirigió el semanario El Buscapié, de donde proviene su seudónimo literario, además de fungir como Secretario del Ateneo Puertorriqueño. También fue Gran Maestro de la Logia Estrella de Luquillo, Masón y Caballero de la Corte de Honor, codirector del Refugio de Niños Desamparados (hoy Casa Manuel Fernández Juncos) y consejero del Hogar Infantil de Puerta de Tierra, fundado y dirigido por su señora esposa doña Marcolina.

El doctor Fernández nunca cobraba a sus pacientes pobres, y su residencia se encontraba en la parada 6 1/2 de Puerta de Tierra. Posteriormente el doctor Fernández estableció su consultorio privado en los altos de la Farmacia Guillermety del Viejo San Juan (hoy Farmacia Puerto Rico Drug).  Su vida, su carrera y su ejemplo demuestran la alta clase humana que poseía el doctor Fernández, quien lamentablemente falleció el 30 de junio de 1934.